KARATE y algo más …

Un lugar para el karate deportivo, karate de dojo, arbitraje, entrenadores, atletas, historia, filosofía, técnicas , tradiciones y educación física .

Giri: El Deber del Samurai

 Todas las sociedades se mantienen unidas por leyes y valores comúnmente observados. La sociedad japonesa no es una excepción y como el grupo es tan importante en Japón no es sorprendente descubrir que los japoneses siempre han hecho mucho hincapié en dos valores en particular: giri y ninjo, que pueden traducirse como «obligación social» y «sentimiento humano«. Para los samurai, giri era muy importante. Viviendo en una sociedad feudal altamente estructurada y muy influenciada por las enseñanzas confucianas, el rango social y las obligaciones contraídas por rango eran de primordial importancia. Como explica Takeo Doi en La Anatomía de la Dependencia: «Giri une a los seres humanos en relaciones dependientes«.

Para un samurai, giri lo era todo. Lealtad a su señor y clan era su deber primordial; debería estar preparado para renunciar a su vida si así lo requería su señor o en defensa de sus camaradas. Giriera la fuente del Bushido (el Camino del Guerrero), y se le otorgaba gran importancia en el Japón feudal. Esta actitud se desarrolló bastante pronto entre los samurai. Tameyoshi, el abuelo de Minamoto Yoritomo (1147-98) fue llamado a la corte de un emperador enclaustrado. Habló al emperador, explicando: «Vengo porque el jefe de mi casa me ha dicho que venga. De otro modo, ni siquiera un edicto imperial podría traerme a palacio, ya que nosotros los Minamoto no servimos a dos maestros.»

Giri estaba en el corazón de la relación de un samurai con su señor. Las obligaciones contraídas cuando un samurai entraba al servicio de un noble significaban que a cambio de la protección del noble el samurai estaría dispuesto a renunciar a todo por su señor y hacer todo lo que pudiera para proteger sus intereses. Yamaga Soko, en El Camino del Samurai, definió el papel de la clase guerrera: «El samurai es alguien que no cultiva, no fabrica, y no se dedica al comercio, pero no puede ser que no tenga ninguna función en absoluto como samurai… Si uno fija profundamente su atención en lo que he dicho y examina detenidamente la propia función, quedará claro cuál es la actividad del samurai. La actividad del samurai consiste en reflexionar sobre su propio lugar en la vida, dispensar leal servicio a su maestro si lo tiene, profundizar su fidelidad en asociaciones con amigos, y, con la debida consideración de su propia posición, dedicarse a un deber por encima de todos… El samurai prescinde del negocio del granjero, artesano, y comerciante y se limita a practicar este Camino; si hubiera alguien en las tres clases de gente común que transgrediera contra estos principios morales, el samurai le castiga sin dilación y mantiene principios morales adecuados en la región.» 1

Hay un viejo dicho en Japón: «giri es lo más duro de llevar» por el peso de las obligaciones y deberes acarreados por giri; pero las exigencias de giri dio forma al comportamiento de los samuraiy los hizo admirables para muchas personas.

Una clásica historia de giri se encuentra en el Honcho Bugei Shoden escrito en 1714 por Hinatsu Shirozaemon Shigetaka. Moro-oka Ippa era un maestro de esgrima derivada del Katori Shinto Ryufundado por Iizasa Ienao. Tenía tres discípulos con talento, Negishi Tokaku, Iwama Koguma y Tsuchiko Doronosuke, pero contrajo la lepra y se fue haciendo cada vez más débil hasta que ya no fue capaz de sostener una espada. Iwama y Tsuchiko se dedicaron al bienestar de su maestro, vendiendo sus posesiones y empeñando sus espadas para comprar medicinas, pero Negishi Tokaku rehusó ayudar a su maestro y huyó a Odawara en la Provincia de Musashi donde enseñó un estilo de esgrima basado en los métodos de su maestro al que llamó Mijin Ryu. Tuvo mucho éxito y atrajo a muchos alumnos.

Las medicinas de la época no podían ofrecer ninguna cura real para la lepra y tras tres años Moro-oka Ippa murió. Sus dos leales alumnos juraron castigar a Negishi por ignorar sus obligaciones hacia su maestro, y viajaron juntos al santuario Kashima para rezar por el alma de su maestro y por ayuda divina en su búsqueda de justicia. Con la muerte de Moro-oka Ippa, Negishi, que por entonces se había mudado a Edo, se proclamó a sí mismo heredero de la tradición marcial de Ippa en virtud de sus habilidades superiores con la espada.

Tras pasar algún tiempo en el santuario Kashima, se decidió que Koguma debería ir a Edo a luchar con Negishi mientras que Tsuchiko se quedaría e imploraría ayuda a los dioses. Tsuchiko escribió una petición que presentó al santuario. En ella decía: «Yo soy Doronosuke y vive un desleal discípulo de mi difunto maestro de espada Moro-oka Ippa cuyo nombre es Negishi Tokaku. Este hombre ha pagado la amabilidad de su maestro con maldad. Ahora vive en Edo en la provincia de Musashi, donde enseña esgrima por puro beneficio y su traición no tiene fin.»

«Por consiguiente, otro alumno de nombre Iwama Koguma ha partido hacia Edo para imponer sobre este Tokaku un justo castigo. Pido que sea protegido por su divino poder.»

«Si nuestro deseo fuera concedido, prometemos viajar por la región, utilizando nuestra habilidad con la espada para ganar contribuciones que utilizaremos para hacer reparaciones a este santuario.»

«Si Koguma perdiera, tengo la intención de luchar con Tokaku. En el improbable caso de que yo también fallara, regresaré vivo a este santuario, y delante de los dioses abriré mi estómago de un corte, sacaré mis entrañas, y con mi inmunda sangre mancharé de rojo el pilar sagrado. Me convertiré en un espíritu maligno, siempre rondando el jardín del santuario, que convertiré en un campo descuidado que frecuentaré como un zorro-demonio.»

»

 

 

 

<p>Juro que esta petición de ningún modo está motivada por interés personal. Se presenta únicamente para pagar la amabilidad extendida por nuestro difunto maestro. Te lo imploro, Gran Deidad, ten piedad de nosotros y ofrécenos tu asistencia. Así lo pido. </p><p>Un día prometedor,</p>Noveno Mes, Bunroku 2 (1953)»

Iwama llegó a Edo y retó a Negishi a luchar. El enfrentamiento llegó a oídos de Tokugawa Ieyasu quien dio su permiso para que los hombres se encontraran en el puente Tokiwa. Negishi Tokaku estaba sumamente confiado; llegó con un gran séquito de alumnos que venían a ver a su maestro destrozar a Iwama Koguma, a quien consideraban un arrogante advenedizo. Cara a cara con espadas de madera se embistieron en el centro del puente. Negishi realizó un corte fuerte a la cabeza de Iwama, pero Iwama se enfrentó a él, le agarró de las piernas y lo lanzó al río, del que emergió pareciendo una rata ahogada.

Con esta derrota Negishi perdió a la mayoría de sus alumnos que encontraron un nuevo maestro en Iwama Koguma, que se convirtió en el verdadero heredero de la tradición de Moro-oka Ippa.

Quizá el mayor relato de giri, y ciertamente una de las historias más populares y duraderas en Japón es el Chushingura, o La Historia de los Cuarenta y Siete Ronin.

Asano Takumi-no-kami, (1667-1701), el señor del castillo de Ako en la provincia de Harima, fue encargado de entretener a enviados imperiales en la corte del shogun en Yedo (Tokyo) por elshogun Tokugawa Tsunayoshi. Un alto oficial del shogunado, Kira Yoshinaka, fue destacado para enseñar a Asano y a otro samurai, Kamei Sama, las correctas ceremonias a ser observadas al recibir a un delegado del emperador, que estaba establecido en Kyoto. Kira Yoshinaka dejó claro que esperaba regalos de parte de Asano y Kamei, y al no recibir ninguno no perdió tiempo en intentar hacerles parecer estúpidos e ignorantes. Uno de los criados de Kamei Sama le dio a Kira un gran regalo de plata para apaciguarle y así todo su sarcasmo se dirigió hacia Asano. Al final llegó demasiado lejos con sus insultos y Asano desenvainó su wakizashi (espada corta) e hirió a Kira en la frente. La herida fue menor pero sacar un arma y utilizarla en el interior del palacio del shogunse consideraba un grave crimen. El Señor Asano fue arrestado y se le ordenó cometer seppuku(suicidio abriendo el abdomen). Su castillo y tierras en Ako fueron conquistados y sus anteriores sirvientes, liderados por Oishi Kuranosuke, se convirtieron en ronin, u «hombres ola«, samurai sin ningún deber. Decidieron vengar a su señor; sintieron que esa era su giri u obligación hacia el Señor Asano y su familia.

Kira Yoshinaka se casó con la hija del Señor Uyesugi, un poderoso daimyo (barón), y de esta forma pudo protegerse contratando un gran número de guardas. Para convencer a Kira de que no corría ningún riesgo real los ronin se separaron y disimularon de varias formas, algunos convirtiéndose en comerciantes o artesanos mientras que Oishi parecía abandonarse a una vida de libertinaje en Kyoto. Pasaba la mayor parte de su tiempo en compañía de prostitutas y chusma, metiéndose en peleas y frecuentando teatros y burdeles. En un momento dado un samurai de Satsuma le vio caerse en la calle estando bebido y le escupió en la cara y le llamó cobarde e indigno de sersamurai. Oishi se divorció de su esposa y la envió a ella y a sus dos hijos más pequeños a su aldea natal. Instaló una concubina en su casa y continuó con su vida de embriaguez y lujuria. Kira envió a espías para informar sobre Oishi, y cuando las noticias de su comportamiento alcanzaron Yedo gradualmente empezó a relajar su guardia, creyendo que Oishi y los demás ronin eran unos cobardes, y por tanto ninguna amenaza real a su seguridad.

Tras casi dos años de preparación los ronin contraatacaron en venganza. Una noche nevada en diciembre de 1702, se reunieron fuera de la mansión de Kira y atacaron. Habían reunido en secreto espadas y armaduras, y tras ocuparse de los guardas de Kira, Oishi lo tomó prisionero. En deferencia a su rango le pidieron que cometiese seppuku pero no dio ninguna respuesta, así que Oishi le cortó la cabeza. Metieron la cabeza en un cubo y la llevaron al templo de Sengaku-ji, donde su señor, Asano, estaba enterrado. Tras lavar la cabeza en un pozo la dejaron como ofrenda ante la tumba de Asano y ordenaron a los sacerdotes del templo que quemaran incienso y rezaran al espíritu de Asano.

Fueron todos arrestados y juzgados, y aunque había una gran solidaridad por sus acciones, se les ordenó a todos que cometieran seppuku, una muerte honorable que todos deseaban. Sus cuerpos fueron llevados a Sengaku-ji y enterrados al lado de su señor. Sus tumbas pronto atrajeron pelegrinos, uno de los cuales era el samurai de Satsuma que había insultado a Oishi. Se arrodilló ante la tumba de Oishi y se quitó la vida en desagravio por los insultos que había dado. Fue enterrado con los ronin; esta fue su giri hacia Oishi y los demás.

El erudito confuciano Ogyu Sorai defendió el comportamiento de los ronin ante el shogun cuando pidió que se les permitiera quitarse la vida como guerreros en lugar de ser ejecutados como criminales comunes.

«Los samurai han seguido el camino de mantenerse libres de deshonra, sus actos están justificados (Si se les permitiera cometer seppuku) en línea con las tradiciones de los samurai… la lealtad de los hombres no habrá sido menospreciada«, argumentó Ogyu Sorai.

Hoy en Sengaku-ji las 47 tumbas y sus asociados cerezos todavía son venerados y considerados con respeto ya que simbolizan lealtad y obligación. Como nota curiosa a la historia, otro samurai se quitó la vida en la tumba de los ronin en septiembre de 1868. Era uno de los muchos samuraidesarraigados por el fin del shogunado y la restauración imperial de 1868 y como ya no podría vivir del modo tradicional y había sido rechazado por el Príncipe de Choshu, escogió morir; esta fue sugiri u obligación hacia el pasado.

El hincapié en el deber no significaba que un guerrero no podía admirar a un valiente oponente. Durante la guerra Ruso-Japonesa de 1904-5 la flota rusa a las órdenes del Almirante Rodjesvenski fue destruida por una flota japonesa dirigida por el Almirante Togo. Haciéndose eco del Señor Nelson, el Almirante Togo envió un mensaje a sus marineros que decía: «El destino de la nación yace en el resultado de esta única batalla. Nuestro país espera que cada hombre cumpla con su deber.»

Tras la derrota rusa, el Almirante Togo visitó a su derrotado oponente que yacía gravemente herido en el destructor Biedovy. Hablando con mucho tacto le dijo a Rodjesvenski: «La derrota puede ser el destino de cualquiera de nosotros. Lo que cuenta es haber cumplido con el propio deber. Usted ha cumplido con el suyo. ¿Puedo expresar mi alta consideración por usted? Espero que se recupere rápidamente.»

No quiero dar la impresión de que giri siempre conducía la muerte. Por ejemplo cuando el Emperador Hirohito pidió a los japoneses que se rindieran y «soportaran lo insoportable» al final de la Segunda Guerra Mundial, se evitó un considerable derramamiento de sangre. Era el deber (giri) global de los japoneses obedecer al Emperador. De hecho para observadores externos fue asombroso lo complacientes que fueron los japoneses. Es cierto que hubo esfuerzos para continuar la lucha pero una vez la voz del Emperador se escuchó por la radio los japoneses aceptaron la derrota en conjunto. Como dijo el ministro de guerra, el General Anami, a un grupo de oficiales: «El Emperador me dijo que entendía completamente cómo me sentía, con lágrimas en sus ojos, me pidió perseverar, por difícil que sea el deber. Ya no puedo oponer mi opinión a la decisión del Emperador. El Emperador ha expresado su decisión, y no tenemos otra elección mas que obedecerla. ¡Cualquiera que esté en desacuerdo tendrá que estarlo por encima de mi cadáver!»

Hasta qué punto pueden los alumnos occidentales de artes marciales aceptar los valores sociales japoneses es difícil de decir. Por supuesto nosotros tenemos nuestras propias tradiciones de lealtad y deber, pero hay diferencias en el valor que nosotros colocamos en responsabilidad individual y elecciones personales. Las fuertes estructuras senior-junior (sempai-kohai) que se encuentran en los dojos (y otras instituciones de Japón) que son un medio de expresar giri no se encuentran en Occidente hasta tal punto, y los occidentales a menudo encuentran el típico enfoque paternalista japonés muy difícil de aceptar. Por supuesto algunos occidentales viven mejor así, viendo en su instructor alguien para resolver todos los problemas de la vida y no alguien que simplemente les enseñará a ser luchadores más efectivos. Personalmente creo que un estudio detallado de giri es bastante importante ya que debería hacernos conscientes de nuestras propias tradiciones de deber y obligación, valores que lamentablemente parecen anticuados para mucha gente moderna. No obstante, se debería tener cuidado; Conozco varios profesores de artes marciales que esperan de sus seguidores que muestren una devoción al estilo giri pero simplemente los explotan para obtener un beneficio económico. Deber no significa aceptar como un perro cualquier cosa que un profesor tire en tu camino, y cualquiera que simplemente te trate como una inagotable fuente de ingresos no merece respeto; es simplemente un comerciante vendiendo su producto, nada más. Piensa un poco al escoger a tu instructor: recuerda que las obligaciones son un proceso de dos sentidos. Es muy fácil en las artes marciales confundir respeto y obligación hacia un instructor con adulación. A menudo los maestros de artes marciales son físicamente poderosos e individuos carismáticos, y es natural que sus alumnos proyecten sobre ellos todo tipo de nociones idealistas, confundiendo una adoración adolescente con giri. Este fenómeno se encuentra con más frecuencia, o se ve con más claridad, en grupos con algunos dejos religiosos. Por ejemplo el Bhagwan Shree Rajneesh es infame por el control que tenía sobre sus seguidores. En Bhagwan: el Dios que Falló, Hugh Milne informa de las palabras del famoso profesor indio Krishnamurti sobre Bhagwan y sus métodos. Estas palabras deberían servir de advertencia para cualquiera que pueda estar tentado a consentir adoración: «Uno nunca debería dar a otro ser humano (y es simplemente un ser humano) su máxima manifestación de consciencia, que es la capacidad de tomar decisiones por uno mismo. Tú has cometido un gran error al darle ese poder durante doce años, pero entiende esto: ningún hombre tiene poder excepto el poder que sus seguidores le dan. Por eso necesita gente a su alrededor en todo momento y cuantos más mejor.»

Encontrar el equilibrio correcto entre giri (obligaciones) y ninjo (sentimientos humanos) es muy difícil. El drama japonés a menudo explota esta tensión por tratar con el conflicto de fuerzas causado cuando un samurai se enamora de una cortesana o una mujer de las clases más bajas; ¡a menudo el conflicto se resuelve con el suicidio! Nosotros En Occidente también tenemos conflictos entre estas dos fuerzas. Creo que mucha de la división vista en grupos de artes marciales puede remontarse a este tipo de problema. Personas que han sido leales a un grupo en particular durante décadas pude que se marchen para formar sus propias asociaciones porque sienten que están siendo reprimidos en lugar de nutridos por sus grupos progenitores. Los avanzados/instructores en las asociaciones esperan de ellos que mantengan una posición permanentemente inferior, lo cual por supuesto va en contra de todas las ideas de progreso y desarrollo personal. Así que discusiones sobre quién puede o no puede dar grados de examinador, quién hace la versión correcta del kata o quién tiene el mejor método de entrenamiento, etc., continuarán encarnizadamente mientras las organizaciones sigan existiendo. Este proceso está ahora en marcha en Gran Bretaña, y lo ha estado en USA durante algo más. En un interesante artículo en Inside Karate (Enero 1985, Vol. 6, #1), Ray Dalke, un destacado practicante de Shotokan (JKA), y 5ºDan con Hidetaka Nishiyama, tenía lo siguiente que decir:

«Los japoneses fracasaron en crecer con sus alumnos. ¡Caray!, muchos de nosotros hemos estado en el Karate durante más de 20 años y a pesar de nuestros logros se nos trata como don nadies. Para muchos de los peces gordos todavía somos cinturones blancos esforzándose y no godan (5ºgrado) con años de experiencia. Si nos dejaran dirigir, o al menos compartieran el liderazgo, todos estaríamos mucho mejor. Tal y como están las cosas tienes que lamer culos para obtener algún tipo de prestigio.»

La introducción a la entrevista con Ray Dalke, Frank Smith y Tim Baker, explica la situación en estos términos: «Okazaki ahora tiene la International Shotokan Karate Federation (ISKF), Hirokazu Kanazawa está intentando ascender a su propio modo, y nuevos caudillos vigilan ahora feudos personales, pero el esquema sigue siendo el mismo: los japoneses mandan, ¿y los americanos? Bueno, los chicos de USA todavía son los americanos, al menos para los jefes: fuertes, capaces, buenos luchadores, claro… ¿pero dejarles dirigir su propio show en América? Nooooo…»

Aquí tenemos el típico caso de superiores esperando giri de sus alumnos, pero sin permitir a los alumnos ascender más allá de un determinado punto. La colisión de valores orientales centrados en el grupo e ideas occidentales del individuo está destinada a conducir a tensión. Por supuesto cuando otras consideraciones como el dinero entran en escena las cosas se vuelven realmente confusas. Amigos míos me han dicho que una de las razones de la ruptura de la asociación original de Wado-Ryu en Gran Bretaña (la A.B.K.A.) fueron discusiones sobre quién podía dar grados y hasta qué nivel – esto por supuesto era también una discusión sobre quién debería tener acceso a las grandes sumas de dinero asociadas a los exámenes de grado. Es interesante notar que muchas de las nuevas asociaciones que buscan miembros a menudo hacen de la «no-interferencia engrados» un punto de venta a nuevos miembros potenciales. Esto podría hacerles atractivos para instructores de club con un gran número de seguidores, por ejemplo 100 miembros a 5£ por cabeza cuatro veces al año son 2.000£ – un razonable aliciente para dejar su asociación progenitora y unirse a cualquier otra.

A medida que los intereses comerciales se hacen progresivamente más importantes en las artes marciales me parece que al final el concepto tradicional de giri desaparecerá y será reemplazado por una ética comercial. En otras áreas las costumbres y actitudes tradicionales están cambiando. Por ejemplo, Joe Lewis, cuando se le preguntó por qué no saludaba, dijo que como no hacía reverencias a su madre, por qué debería hacerlas a un instructor oriental. De la misma forma las ideas occidentales tenderán a desplazar de forma natural los valores orientales, eso es, deporte en lugar de «do», democracia en lugar de grupo, argumento razonado en lugar de ciega obediencia. Esto puede que sea o no algo bueno; ciertamente está abierto a discusión. Un buen amigo mío cree que sería una mejora si la ética comercial dominara. Él lo considera abierto y honesto: tú pagas tu dinero por un servicio y por tanto deberías esperar un servicio verdaderamente profesional. A otros con los que he hablado esto les horroriza, considerando el dinero como algo secundario y diciendo que el verdadero camino de las artes marciales sólo puede venir a través de la relación tradicional senior-junior con lealtad mostrada en ambos sentidos.

Harry Cook

1. Ryusaku Tsunoda, et al, Sources of Japanese Tradition (Fuentes de la Tradición Japonesa) Vol. 1 págs. 389-390

Fuente:

«Giri: Obligation of the Samurai»

Classical Fighting Arts Vol.2 No.15 (Issue #38)

Traducción al castellano: Víctor López Bondía

http://shotokankaratedo.es

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información

Esta entrada fue publicada en 10 enero, 2020 por en CULTURA JAPONESA y etiquetada con .

ONLINE SHOP / COMPRAS ONLINE

KARATE EN TOKIO 2020

KARATE EN TOKIO 2020

KARATE IN OLYMPICS

THE BOOK

KNOW WKF EVOLUTION FROM 1970 UNTIL TODAY

WKF BLOG

WKF INTERNATIONAL CALENDAR

WKF INTERNATIONAL CALENDAR

WORLD KARATE FEDERATION

CALENDARIO PKF

PANAMERICAN KARATE FEDERATION

PANAMERICAN KARATE FEDERATION

GUÍA DE REFERENCIA PARA EL DEPORTISTA SOBRE EL CÓDIGO MUNDIAL ANTIDOPAJE 2015

Español / English / French

Español / English / French

Sigue el blog por Email

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.030 suscriptores

TRADUCTOR /TRANSLATOR

Sígueme en Twitter

LISTA DE SUSTANCIAS Y MÉTODOS PROHIBIDOS

LIST OF PROHIBITED SUBSTANCES AND METHODS

SAY NO TO DOPING!!

PLAY TRUE QUIZ

PLAY TRUE QUIZ

enero 2020
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Sígueme en Facebook

TEST DE AUTOEVALUACIÓN

Para todo tipo de deportistas

Para todo tipo de deportistas

KATA AND KUMITE COMPETITION RULES ENG | FRA | ESP

KATA AND KUMITE COMPETITION RULES ENG | FRA | ESP

KATA AND KUMITE COMPETITION RULES WKF

ParaKarate

Examination questions-Kata /Examination questions – Kumite

EN | FRA | ESP

EN | FRA | ESP

HOMOLOGATED ITEMS

HOMOLOGATED ITEMS

HOMOLOGATED ITEMS

Estadísticas del blog

  • 2.727.199 visitas

Canal YouTube KARATE y algo más . . .

Síguenos en Instagram

Karate 1 Premier League

Karate 1 Premier League

Karate 1 Premier League

WKF SENIOR WORLD CHAMPIONSHIPS 2020

Dubai 2020

Dubai 2020

Categorías

Translate »
error: Content is protected !!
Site Protection is enabled by using WP Site Protector from Exattosoft.com
A %d blogueros les gusta esto: