KARATE y algo más …

Un lugar para el karate deportivo, karate de dojo, arbitraje, entrenadores, atletas, historia, filosofía, técnicas , tradiciones y educación física .

El Karate-do que Comenzó con Chinmochi por Gichin Funakoshi (Traducción al inglés por Mark Tankosich)

Esta traducción apareció originalmente en el Vol.34, Nº2 de la Revista de Humanidades y Ciencias Sociales y Naturales de la Universidad de Económicas de Hiroshima (Hiroshima University of Economics Journal of Humanities, Social and Natural Sciences).

De Okinawa a Tokyo
“¿Has empezado un negocio de hacer mochi2?”. Era un sacerdote budista de Shomyoji, el templo situado en el fondo del acantilado. ¡Un negocio de hacer mochi! ¿De qué demonios estaba hablando? Llegué a entenderlo posteriormente, y es gracioso cómo el pionero del Karate-do en Tokyo – es decir, su primera voz [aquí] – [aparentemente] empezó haciendo mochi.
Pensando en ello, supongo que podría decir que los primeros comienzos fueron haber venido a Tokyo hace unos 40 años, a finales de 1921, para asistir a la Primera Exhibición Atlética Nacional3 (que incluía kobudo4), que iba a ser patrocinada por el Ministerio de Educación, y que se iba a celebrar en el Museo de Educación Ocha-no-mizu de Tokyo5 a principios de la primavera del año siguiente. Durante mucho tiempo había querido introducir el Karate-do en el corazón de la nación, y tenía [el beneficio de] la recomendación de la prefectura, etc., así que, pensando que no debería dejar pasar esa oportunidad, me había preparado apresuradamente haciendo pergaminos de doble anchura6 a toda prisa, los cuales contenían más de cien imágenes7 de kata, junto con explicaciones y todo eso.
La Prefectura de Okinawa siempre había sido un lugar que era algo así como sinónimo de pobreza. Parece que era la prefectura más pobre de todo el país, al que en aquella época se hacía referencia como “tres centros y 43 prefecturas”8. Era tan pobre que había un chiste en el que se preguntaba cuáles eran los productos de Okinawa, a lo que se contestaba que “Únicamente el mar y la tierra”. A pesar de ello, la prefectura me dio notificaciones oficiales de citación y viaje. Pero [también] me dijeron que no había presupuesto [ni siquiera] para billetes de ida y vuelta en tercera clase (aunque sí me proporcionaron un pase descuento), ni para pagar los costes de hacer los pergaminos, cubrir mis gastos durante la estancia, etc. Estaba verdaderamente atrapado en una posición difícil. En aquella época yo era el director9 de la Okinawa Shobukai10 y, aunque mis amigos de allí – preocupados por mí, e incapaces de simplemente quedarse a un lado mirando – se hicieron cargo de [algunos de]11 estos gastos, no sabía qué hacer en lo que respecta al coste de un lugar en el que alojarme en Tokyo y dinero para gastar. Como había dejado la enseñanza, no tenía ninguna fuente regular de ingresos, y uno no esperaría que un ex-profesor tuviera [muchos] ahorros. No podía soportar ser una mayor carga para mis amigos de lo que ya lo había sido, así que preparándome a mí mismo con “¡Al diablo con ello!, ¡Que sea lo que Dios quiera!”, me subí en el barco hacia Tokyo. Al llegar a Tokyo, fui directo desde la estación a ver a mis superiores12 de la prefectura. Cuando les expliqué suplicante la triste situación, me dijeron: “Bueno, entonces, ¿por qué no te quedas en el dormitorio prefectural de estudiantes durante un tiempo?”, y [de esta manera] aproveché esta amable oferta. Quizá puede decirse que el dormitorio es donde empezó el Karate en Tokyo.
La sala de conferencias de este dormitorio en el que me quedé fue nuestra escuela durante muchos años, hasta que, gracias a donaciones de los alumnos, el Dojo Shotokan abrió en Zoshigaya en la primavera de 193713. El dormitorio se llamaba “Meisei Juku”. Creo que la sala de conferencias tenía un tamaño de unas 40 esteras14, y [el Meisei Juku] era un dormitorio muy tranquilo situado en terreno elevado en Koishikawa-suidobata, directamente encima del anteriormente mencionado Templo Shomyoji.
En el dormitorio, no sólo me cobraban amablemente la misma cantidad por la comida que a los estudiantes, sino que también estaba exento de pagar alquiler, entendiéndose que ocuparía el puesto vacante del estudiante criado. Vivía en la habitación del criado, de tres esteras y media, junto al vestíbulo del dormitorio. Mi trabajo era ocuparme de cualquier visitante o del correo, y limpiar dentro y fuera del dormitorio. Siempre he sido una persona a la que le gusta limpiar, y proporciona un buen nivel de ejercicio, así que no me importaba lo más mínimo. Pero me resultaba realmente incómodo que los residentes del dormitorio llamasen a este viejo criado cincuentón (es decir, yo) “Sensei”.
El Inolvidable Artista Hoan Kosugi
Recuerdo que la exhibición duró unas dos semanas, y hacia el final fue cuando obtuve el favor del gran artista Hoan Kosugi. Al parecer había estado en Okinawa para una gira a pie de instrucción en pintura15, y parecía tener interés en el Karate-do. Dijo que, al terminar la exhibición, quería que yo aplazara mi regreso a casa durante un tiempo, y que dejase algo escrito que hiciera posible practicar Karate incluso después de haberme marchado de Tokyo. “Nosotros cubriremos los gastos durante el tiempo que se quede, y me gustaría que entrenase a los miembros del Tabata Poplar Club (un grupo de artistas16)”, propuso.
Yo estaba muy agradecido; éste era el ferviente deseo que no había podido olvidar – ni siquiera al estar [dormido y] soñando – en los últimos 50 años.
De las cosas que sucedieron durante mi vida, el afecto de este gran artista hacia mí es algo que merece especialmente ser contado a futuras generaciones. Ese otoño, de nuevo gracias a su amabilidad, Kenpo Karate Jutsu17 fue publicado por primera vez por Bukyosha. Creo que éste fue probablemente el primer libro de la literatura que trata el Karate-do.
Bien, volviendo a la historia del chinmochi, tras la exhibición hubo personas que, como el Karate era exótico, vinieron a hablar del tema, pero ningún alumno nuevo. Mi situación económica sólo iba a peor, pero no se permite descuidar el entrenamiento ni siquiera un momento. Así que, evitando las horas de estudio de los residentes del dormitorio, decidí entrenar mis puños sobre el makiwara antes del amanecer. Un makiwara es un pilar de madera que uno golpea. El pilar tiene alrededor de un jo18 de largo, [con grosor] reducido hasta que tiene flexibilidad. Parte del pilar se entierra en el suelo de manera que queda más o menos a altura del hombro. Cuerda de paja trenzada se envuelve alrededor de paja de más o menos un shaku de largo y un sun de grosor, y entonces se ata a la parte superior del pilar. De esta manera, el sonido producido cuando se golpea el makiwara se parece al que hacen cuando machacan arroz cocido para hacer mochi19. Cada mañana [yo hacía ese sonido]. Detrás del Templo Shomyoji, a un nivel por encima, había un cementerio, y a un nivel más por encima del acantilado estaba Meisei Juku, así que el sonido debía resonar mucho. Por lo tanto, no había nada raro en que el sacerdote hubiera venido buscando chinmochi.
En aquella época, como los editores añadían eslóganes como “Derrota adversarios con éxito y protégete con tus propias manos” y “Evita todo tipo de enfermedades y disfruta juventud y longevidad perpetua” a las introducciones de Karate, también hubo muchas ocasiones en las que la gente venía a mí diciendo cosas ridículas. Estos varios [episodios, que tenían como resultado] ligeras sonrisas forzadas [por mi parte], ahora son a menudo tema de conversación sobre los primeros días.
De este modo, experimentando muchos altibajos y muchas pruebas a lo largo del curso de muchos años, el Karate finalmente llegó a ser reconocido entre la gente culta. Por la época en la que se publicaron el segundo y el tercer libro de referencia [de Karate], los clubs de Karate estaban formados en cada universidad, siguiendo los de Keio y Waseda. También recibimos peticiones [de profesores] de organizaciones públicas y escuelas vinculadas al ejército y la marina. El Karate finalmente se había extendido hasta el punto de estar enviando instructores asistentes.
Estos largos años, los alumnos y yo hemos tenido extraordinarias dificultades, pero con esperanza y expectativas, creemos que debemos nutrir esta nueva y preciosa planta. Por ejemplo, ¿no nos decepciona que cosas tales como el rompimiento de tablas y tejas, o saltar de un lado a otro, se consideren equivocadamente en tiempos recientes como la esencia del Karate-do? Amar [el Camino de] el Puño y practicar técnicas es una forma de cultivar, de desarrollar carácter, lo cual es el objetivo correcto del budo. El puño y el Zen son uno20: debe ser la convicción del estudiante serio de Karate-do que este es el máximo objetivo. ¡Se humilde! De eso [es decir, del adecuado desarrollo del carácter] es de lo que hablamos [en nuestro entrenamiento de Karate].

Notas
1. La versión original en japonés de este artículo, Chinmochi kara hajimatta karate-do, fue publicada en el número de marzo de 1957 de la revista Nippon Shuho (30-31).
2. El mochi, a veces llamado “pastel de arroz”, es “una comida que consta de una variedad de arroz glutinoso que se cuece, se amasa con una máquina, o de manera tradicional, con mortero y masa, y se forman círculos o láminas que después se cortan a cuadrados. El mochi fresco puede comerse tal cual; las brasas reblandecen el mochi seco”. Sin entrar en detalles que son irrelevantes aquí, el término chinmochi parece hacer referencia al mochi que se hace y se vende/compra en establecimientos comerciales, más que al que se hace en casa (Hikizurimochi).
3. Éste parece ser el nombre en inglés generalmente aceptado para el evento al que hace referencia Funakoshi. De manera interesante, en el original en japonés aquí se lee 第一回運動展覧会 (lit. “Primera Exhibición de Ejercicio”), mientras que en la propia autobiografía de Funakoshi (Funakoshi, Karate-do Ichi-ro 149) se lee 第一回古武道体育展覧会 (“Primera Exhibición de Artes Marciales Antiguas/Educación Física”). Una búsqueda rápida en Internet (en japonés) parece indicar que el segundo nombre se utiliza de manera mucho más habitual.
4. Literalmente, “antiguos métodos/caminos marciales”, y hace referencia a las artes marciales clásicas japonesas.
5. Traducción literal del japonés original, donde se lee 東京お茶の水教育博物館. No he podido encontrar un nombre “oficial” en inglés para esta instalación, si es que de hecho existe uno. Además, de nuevo es interesante notar que en su autobiografía, Funakoshi dice que el evento tuvo lugar en 女子高等師範学校, que se traduce como “Escuela Normal Superior de Mujeres” en la versión en inglés del libro. (Funakoshi, Karate-do Ichi-ro 149; My Way 69)
6. El original en japonés de manera más literal significa algo así como “el doble de la anchura de un rollo de tela de kimono”. El tamaño normal de un rollo de esa tela al parecer tiene unos 36 centímetros (Namihaba), así que la anchura a la que Funakoshi hace referencia aquí es aproximadamente 72 centímetros o 28’35 pulgadas. Además, aunque el número de pergaminos no se especifica ni aquí ni en la versión en japonés de la autobiografía de Funakoshi, resulta interesante que la versión en inglés de ese texto establece claramente que el número era tres. (Funakoshi, Karate-do Ichi-ro 149; My Way 69)
7. El original en japonés en realidad dice 百数十枚, que significa algo así como “cien y algunas decenas de imágenes”.
8. 三府四十三県. El Diccionario Kokugo Dai Jiten dice que la parte 三府 de esta expresión hace referencia a Tokyo, Osaka y Kyoto, los 3 府 (“centros”) establecidos en 1871, cuando los dominios feudales fueron abolidos y las prefecturas los reemplazaron. (Sanpu) Actualmente, Japón consta de un 都 o “to” (Tokyo-to), un 道 o “do” (Hokkaido), dos 府 o “fu” (Osaka-fu y Kyoto-fu) y cuarenta y tres 県 o “ken” (prefecturas).
9. El término japonés utilizado aquí es kaicho, que probablemente se traduce más frecuentemente como “presidente” en un contexto como este.
10. Shobu-kai (尚武会) podría traducirse como algo así como “Asociación Marcial / Espíritu Marcial / Respeto Marcial”.
11. El japonés original es un tanto confuso. En este punto, Funakoshi escribe (literalmente): “… estos amigos… solucionaron (los problemas de dinero que acaba de mencionar, que incluían cubrir sus gastos durante la estancia)”. Continúa hablando sobre la preocupación que quedaba por el coste de un lugar donde alojarse y la falta de dinero para gastar. La conclusión lógica es que sus amigos se hicieron cargo de sólo algunos de los costes a los que se enfrentó.
12. Evidentemente, los senpai a los que Funakoshi hace referencia aquí no son sus superiores en Karate, sino más bien en algún otro contexto, lo más probable es que sea en términos de posición en el gobierno prefectural.
13. En el original en japonés aquí se lee “el año Showa 12”, que es 1937, pero la edición japonesa de la autobiografía de Funakoshi dice “Showa 13” o 1938, mientras que la versión en inglés dice “…en la primavera de 1936, entré por primera vez al nuevo dojo…”. (Funakoshi, My Way 83; Karate-do Ichi-ro 174)
14. El tamaño de una habitación en Japón se expresa normalmente con el número de esteras de suelo de tatami que caben en la habitación. “El tamaño del tatami fue estandarizado poco a poco en cada región de Japón… Un tatami por regla general mide … 1’76 por 0’88 metros (5’8 por 2’9 pies) en el área de Tokyo”. (Tatami) No está claro si estas mismas dimensiones exactas son aplicables a la sala de conferencias de Meisei Juku.
15. La versión japonesa en realidad dice una gira de “imágenes”, pero la versión en inglés de la autobiografía de Funakoshi es más clara, denominándolo un viaje de “pintura”.
16. Aquí he utilizado la palabra “grupo”, pero la versión en japonés de Funakoshi en realidad dice “juku” (塾). “Juku” se asocia normalmente a algún tipo de escuela, pero una búsqueda en Internet (en japonés) obtiene como resultados descripciones del Poplar Club tales como “un club social de artistas… cuya actividad principal era el tenis”, y “tenía dos canchas de tenis y la sede del club”. (Tengu Kurabu; Popura Kurabu)
17. Funakoshi aquí llama a su primer texto de Karate Kenpo Karate-jutsu (escrito en japonés 拳法から手術). En realidad, su primer libro, publicado en 1922, se tituló realmente Ryukyu kenpo karate (琉球拳法唐手). Pocos años después publicó otro libro, Rentan goshin karate-jutsu (錬膽護身唐手術), que era básicamente lo mismo que el primero, pero que contenía fotografías reales en lugar de ilustraciones. Quizá Funakoshi combinó estos dos títulos – intencionadamente o no – hasta llegar al Kenpo karate-jutsu utilizado aquí. Además, parece que algunos escritores, al menos a veces, han escogido leer los caracteres 唐手 de estos títulos como tode. Quizá simplemente como una forma de distinguir entre las dos posibles maneras de escribir “kara” en caracteres chinos (kanji), pero tanto el uso de Funakoshi de la fonética hiragana “kara” aquí, como la lectura de los propios libros, indicaría que “唐” se lee correctamente “kara” en estos títulos.
18. Un jo es una unidad de medida utilizada anteriormente en Japón. Un jo equivale a 3’31 yardas o 3’03 metros. También se mencionan más abajo en el texto las unidades shaku (0’994 pies o 30’3 centímetros) y sun (1’2 pulgadas o 3’03 centímetros). (Weights and Measures)
19. De nuevo, como se explica en la Nota 1, el mochi es “(tradicionalmente) amasado con mortero y maza”.
20. El porqué Funakoshi ha insertado una referencia al Zen entre las dos afirmaciones sobre el desarrollo del carácter (es el “objetivo correcto del budo” y “¡Se humilde!”) no está totalmente claro para mí, pero parece que él veía el Zen y el correcto desarrollo del carácter como algo que se solapaba o que estaba interrelacionado en un grado importante.

Fuente:
“The Karate-do that Began with Chinmochi”
Classical Fighting Arts Vol.2 No.22 (Issue #45)
Traducción al castellano: Víctor López Bondía [Con la autorización de Mark Tankosich]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información

Esta entrada fue publicada en 4 mayo, 2017 por en HISTORIA y etiquetada con .

ONLINE SHOP / COMPRAS ONLINE

KARATE EN TOKIO 2020

KARATE EN TOKIO 2020

KARATE IN OLYMPICS

THE BOOK

KNOW WKF EVOLUTION FROM 1970 UNTIL TODAY

WKF BLOG

SLIDESHARE

SLIDESHARE

KARATE y algo mas ...

XVIII Juegos Panamericanos

Lima 2019

Lima 2019

WKF INTERNATIONAL CALENDAR

WKF INTERNATIONAL CALENDAR

WORLD KARATE FEDERATION

CALENDARIO PKF

PANAMERICAN KARATE FEDERATION

PANAMERICAN KARATE FEDERATION

Sigue el blog por Email

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 961 suscriptores

TRADUCTOR /TRANSLATOR

Sígueme en Twitter

LISTA DE SUSTANCIAS Y MÉTODOS PROHIBIDOS

LIST OF PROHIBITED SUBSTANCES AND METHODS

SAY NO TO DOPING!!

PLAY TRUE QUIZ

PLAY TRUE QUIZ

WKF SAY NO TO DOPING!

GUÍA DE REFERENCIA PARA EL DEPORTISTA SOBRE EL CÓDIGO MUNDIAL ANTIDOPAJE 2015

Español / English / French

Español / English / French

Sígueme en Facebook

TEST DE AUTOEVALUACIÓN

Para todo tipo de deportistas

Para todo tipo de deportistas

KATA AND KUMITE COMPETITION RULES ENG | FRA | ESP

KATA AND KUMITE COMPETITION RULES ENG | FRA | ESP

KATA AND KUMITE COMPETITION RULES WKF

KARATE FOR PERSONS WITH DISABILITIES

Examination questions-Kata /Examination questions – Kumite

 EN | FRA | ESP

EN | FRA | ESP

HOMOLOGATED ITEMS

HOMOLOGATED ITEMS

HOMOLOGATED ITEMS

VIDEOS OFICIALES WKF

WKF YOUTUBE CHANNEL

Estadísticas del blog

  • 2.137.505 visitas

Canal YouTube KARATE y algo más . . .

Síguenos en Instagram

¡Todos los caminos conducen a Lima 2019! Los mejores de América estarán allí, Jugamos Todos !!
Welcome! Everyone is invited to the biggest sporting event in the Americas. Lima 2019, Lets All Play

Karate 1 – Series A Shanghai 2018

Karate 1 - Series A Shanghai 2018

Karate 1 - Series A Shanghai 2018

WKF Senior World Championships 2018

Madrid, España

Madrid, España

Karate Quiz, App WKF

Karate Quiz, App WKF

Karate Quiz, App WKF

Categorías

error: Content is protected !!
Site Protection is enabled by using WP Site Protector from Exattosoft.com
A %d blogueros les gusta esto: